Comercialización

¿Es posible mejorar la productividad de los empleados en un ambiente con las características adecuadas?

La respuesta, desde luego es sí. ¡Un empleado que experimenta un buen ambiente laboral rinde por 2!

Si bien cada empleado tiene su ritmo, se puede mejorar la productividad con factores al alcance de la empresa. Vamos a obviar razones que sean ajenas a la compañía. Por eso el foco lo vamos a poner en el ambiente que puede generar tener una buena ventilación, la luz adecuada, el diseño de la oficina y sin dudas la vista desde el ventanal. Una tendencia a nivel mundial que responde a empresas en movimiento.

Un nuevo concepto de empresas o compañías ha sabido abordar este desafío brindando el apoyo a empleados a través de distintos métodos de incentivo. No solo el coaching. El fomento a que los trabajadores se sientan cómodos en su entorno laboral genera que estos asuman riesgos y sean más independientes. Un empleado contento, colabora con la empresa de forma espontánea y genuina.

No todos los empleados trabajan al mismo ritmo, eso es seguro. No obstante, se puede mejorar la productividad de una empresa con algunos puntos que han entrado en auge en la actualidad.

Cuando hablamos de entorno laboral o factores ambientales, hacemos referencia puntualmente a factores que van desde el ruido, la iluminación, el diseño y porque no la vista.

Es importante, en la medida que podamos, mantener controlados y adecuadamente gestionados, todos los factores que pueden incidir en dicha productividad. Como mencionábamos antes, siempre y cuando esté dentro de nuestras posibilidades. El estado de ánimo, el estado de salud muchas veces está condicionado por el entorno de trabajo en el que se encuentre el empleado. Por ende, el lugar donde se realizan las actividades de oficina de una empresa debe brindar herramientas y detalles para realizar las tareas de la forma más efectiva.

El entorno laboral condiciona en gran medida nuestra capacidad de trabajo, de eficiencia y productividad, ya que se necesita, comodidad, concentración, tranquilidad y que las personas que interactúan se sientan realmente a gusto.

Así, podemos decir que algunos de los principales factores que influyen en un entorno de trabajo para que sea adecuado  serían:

  • El nivel de ruido: en un entorno ruidoso es imposible concentrarse. Necesitamos un lugar en el que los sonidos que provengan de fuera de nuestra oficina no sean molestos, de forma que nos permita centrar toda nuestra atención en nuestras tareas, sin distraernos con nada externo. A la hora de decidirnos por el alquiler de un despacho u oficina, debemos ser especialmente cautelosos en este tema. Hay veces que el ruido no nos deja trabajar en casa, y por eso acudimos a un espacio de trabajo. Asegúrate de que en el tuyo el silencio reine y te permita a ti y a tu equipo trabajar con tranquilidad y facilitar la concentración.
  • El aire: la calidad del aire es muy importante, ya que si sentimos que el aire está viciado, puede resultar molesto e incómodo trabajar. Necesitamos que la “ventilación” del entorno de trabajo sea el adecuado, de forma que el aire sea un elemento más que nos ayude a trabajar.
  • Adecuación térmica: un buen entorno de trabajo debe tener una buena temperatura acorde a la época del año en la que nos encontremos. No podemos pasar ni calor ni frío, puesto que eso será un inconveniente más al no permitirnos estar cómodos.
  • La iluminación: quizá uno de los elementos más importantes a considerar en un entorno laboral. Las pantallas de ordenador, la documentación y, en general, el estar en la oficina, requiere que haya una iluminación adecuada, tanto artificial como natural.
  • Diseño de la oficina y distribución de los puestos: nos sentimos mejor en una oficina funcional y que permita a las personas que trabajan allí tener su puesto de trabajo acorde a sus necesidades profesionales: si la oficina no es cómoda, no está bien distribuida, si los puestos están muy juntos, no estaremos cómodos.
  • La vista: Lo cubículos han ido perdiendo ese protagonismo que vestían las oficinas hace algunos años atrás. Un ambiente más personal donde la interacción es fundamental es el nuevo concepto que genera mayor pertenencia a los empleados de una compañía. Imagina mirar por la ventana sosteniendo un café y apreciando las montañas.

Mirar por la ventana y ver las montañas…

Un entorno diseñado para que trabajar sea un placer”. En boga de un nuevo concepto de productividad y armonía laboral. Kaikoura Group brinda con esta venta de oficinas en Mendoza, la mejor vista y el ambiente más productivo de trabajo. Diseño, calidad y entorno.

Chacras Park

Chacras Park

Un modelo internacional de ciudad empresarial que responde a la demanda de un ambiente de trabajo superador. Oficinas, comercios, servicios y opciones de esparcimiento que promueven el crecimiento de los negocios.

Compartí esta nota!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn